¿Quién vota a Javier Milei?

Print Friendly, PDF & Email

Olvidalo y volverá por más

Mostrándose confiable en los carteles

Con prometer a muchos fascinará

Y con su nombre pintarán paredes

La muerte es ocultar la verdad

El vacío es dejarse mentir

(Olvidalo y volveran por más. Hermética)

Por Marco Mlynarzewicz

Advertencia: Este artículo está construido sobre un supuesto: los votantes y los partidos políticos reaccionan basándose en creencias racionales ligadas a la información que tienen a su alcance (Elster, 1989).

El espíritu de este texto está guiado por dos objetivos: en un primer momento conceptualizar el voto en las democracias liberales, es decir conceptualizaremos la relación entre los ciudadanos, el gobierno y los partidos políticos desde una perspectiva individualista del voto. Para ello, nos ayudaremos de Aristoteles, O’Donnell, Sartori, Elster y Rabinowitz y Macdonald. En segundo término, explorar las características de los ciudadanos afines a Javier Milei utilizando como materia prima la respuesta de 6882 ciudadanos de CABA a una encuesta.

El Voto

La democracia liberal tiene como principio esencial la representación política; los ciudadanos eligen a los gobernantes en elecciones libres (Sartori, 1992). Las contiendas electorales se presentan como uno de los puntos neurálgicos del sistema democrático, activan los mecanismos de representación, permiten la designación de gobernantes y confieren legitimidad a las decisiones de los mismos sobre la sociedad en la cual están inmersos los individuos. Estos agentes, devenidos en ciudadanos, tienen el derecho de elegir a sus representantes, los cuales por un período determinado ejercerán el poder de gobierno sobre el conjunto de los individuos (Aristóteles, 1989). 

La propiedad principal del ejercicio del voto la catalogaremos en función de la conceptualización realizada por el politólogo Guillermo O’Donnell: esta es la selección de candidatos por parte de los individuos sobre un grupo de partidos políticos. En este paso se encuentran las preferencias políticas de los ciudadanos, ya que eligen dentro de una gama de opciones, lo que implica que los gobiernos electos, dentro del régimen democrático, tengan que rendir cuentas periódicamente ante la sociedad política; si los ciudadanos no están satisfechos con el desempeño de sus representantes pueden, en el siguiente período electoral, realizar un voto castigando al partido político que se desempeñó en el poder hasta entonces o, por el contrario, si están conformes con su performance, premiar al cuadro político que gobernó hasta las elecciones celebradas y de está manera confiarles el voto por lo hecho en su gestión (O ́Donnell, 1998). 

Siguiendo aún más en el argumento, el voto, en la perspectiva de Giovanni Sartori (1992), se construye como una decisión individual. En dicha acción social se materializa el deber ciudadano. A la hora de elegir a qué partido escoger intervienen características de cada individuo, tanto como expectativas vinculadas a la oferta electoral. Las elecciones tienen como fin hacer responsables a los partidos políticos encarnados en gobierno de sus acciones pasadas. Los gobiernos tienen fuertes incentivos electorales para desarrollar políticas con mayor estima por grupos determinados de ciudadanos, es decir: segmentos de la población determinados. De esta manera, los partidos políticos gobiernan para grupos determinados de la sociedad, de la misma manera que los partidos políticos en períodos electorales quieren cooptar el voto de segmentos determinados de la población, no es posible abarcar todo el abanico social ya que en el mismo hay intereses contrapuestos. Es por ello que resulta fructífero el estudio sobre el comportamiento de los electores, más precisamente: el explorar diferentes segmentos poblaciones que se inscriban en perfiles de votantes. 

Javier Milei

Este texto utilizará como materia prima una encuesta recogida en octubre del 2021 en CABA. Gracias a este instrumento analizaremos, bajo los presupuestos desplegados en los párrafos anteriores, las respuestas a un cuestionario de 7 preguntas. La información fue recogida mediante una metodología híbrida entre teléfonos fijos y celulares. Dicho trabajo obtuvo como resultado 6882 cuestionarios completos por personas residentes de CABA. El estudio se realizó bajo un muestreo estratificado para luego ser ponderado gracias a las proporciones reflejadas en el estudio permanente de hogares. Nos proponemos abordar los datos con la pregunta que dio origen a este texto: ¿Quien vota a Javier Milei?

En este punto es preciso aclarar que realizaremos un estudio exploratorio y no descriptivo de los datos, es decir: no analizaremos lo dado sino que intentaremos amplificar la información gracias a modelos multivariantes. 

Con el objetivo recién descrito utilizaremos 2 herramientas estadísticas:

  • Análisis de Correspondencias
  • Regresión Logística condicional – Multinomial 

El análisis de Correspondencias con variables fragmentadas en distintos niveles. Todas las variables contribuyen a conformar los ejes proporcionando una representación multivariante de la interdependencia de datos no métricos (Greenacre,1983). Al utilizar datos no métricos la reducción de dimensiones sobre un plano de dos ejes, no posee en los ejes X e Y variables, sino que los mismos son dimensiones ficticias. Es por ello que los dejamos limpios, para que el lector aplique toda su creatividad en los títulos de los mismos. 

A su vez, también es importante resaltar que plasmamos en el gráfico únicamente las categorías que presentan significancia y enriquecen la misión propuesta en el artículo.

Gráfico 1: Análisis de correspondencias

La interpretación del gráfico puede ser engorrosa. En consecuencia, para facilitar la comprensión, pasaremos a describir lo que se observa: 

Los individuos de corta edad (16-24 años = edad1 y 25-34 = edad2), masculinos que residen en las comunas 13 y 14 se asocian con la figura de Javier Milei. Siguiendo en la caracterización de los atributos que poseen los potenciales votantes del candidato en cuestión, vemos que los mismos están empleados y poseen un contrato permanente (Lab4). Además, dentro de sus creencias ideológicas, se observaque los ciudadanos que se autoperciben dentro del espectro ideológico como de derecha, no están a favor del aborto y creen que los precios de los productos en los supermercados los tiene que regular la ley de oferta y la demanda, son propensos a votar a La Libertad Avanza.

A su vez, siguiendo la lectura del gráfico, el votante que se autopercibe como progresista está en las antípodas del potencial votante de Javier Milei. Las principales características de dicho votante las asociamos con creencias ideológicas, lo que lleva a presuponer que las variables sociodemográficas no son, en su mayoría, determinantes para el votante autopercibido como progresista. El votante que se autopercibe como conservador se encuentra casi en las mismas coordenadas que el votante de Milei en el eje X. Dicho eje presenta gran absorción de varianza por el modelo (72%). Los valores que logran diferenciar a dichos votantes con el “Gorila” son: pertenecer a la comuna 13 y 14, tanto como autopercibirse como hombres; características que logran diferenciarlos a los dos tipos ideales de votante gracias al eje Y (absorbe 16% de varianza). 

Los modelos logísticos exploran una posible relación entre una variable respuesta, algo que queremos explicar, en nuestro caso: intención de voto, y variables explicativas, las variables que utilizaremos para explicar el modelo. Las variables regresoras pueden ser tanto continuas como categóricas (Train, 2009). En este sentido, utilizaremos la mlogit para generar un perfil óptimo de votante, es decir, describiremos, en términos de probabilidad, las características que combinadas dan por resultado la mayor probabilidad de votar a Milei. En ese sentido, es importante destacar que solamente utilizaremos variables socio-demográficas, ya que no resulta fructífero para el análisis crear perfiles sumamente específicos, de esa manera recogemos un porcentaje muy pequeño de la población a estudiar. Es recomendable crear perfiles genéricos con el objetivo de estudiar donde se encuentran los posibles basteones de cada partido/candidatos, en este caso Javier Milei pertenece  a CABA.

Dicho perfil se encuentra caracterizado por un hombre de entre 16 y 24 años, residente de la comuna 13, que tiene estudios terciarios o universitarios y que posee trabajo formal. Entre los ciudadanos que posean estas características, es 79% más probable que voten a Milei sobre las demás opciones.

Bibliografía

  • Aristóteles, La Política, Estudios Constitucionales, Madrid, 1989. 
  • Elster, J. (1989). The Cement of Society. Cambridge University Press.
  • Greenacre, Michael (1983). Theory and Applications of Correspondence Analysis. Londres: Academic Press. 14-53.
  • O’Donnell, G. (1998). Accountability horizontal, AgorA núm. 8, verano: 5-34. 
  • O’Donnell, G. (2004). Accountability horizontal: la institucionalización legal de la desconfianza política Revista Española de Ciencia Política. Núm. 11. pp. 11-31. 
  • Macdonald, S.E., Rabinowitz, G., and Listhaug, O. (2001). Sophistry versus science: On further efforts to rehabilitate the proximity model. Journal of Politics 63: 482-500.
  • Sartori, G. (1992). “Democracia”, en Giovanni Sartori, Elementos de teoría política. Madrid, Alianza Universidad, 27-62. 
  • Train, K. (2009). Discrete Choice Methods with Simulation. Cambridge University Press. https://EconPapers.repec.org/RePEc:cup:cbooks:9780521766555. 
  • Weber, M. (1999). Economía y Sociedad. México: Fondo de Cultura Económica.

Imagen: Diario La Nación