Presentación dossier de octubre 2020: Nuevas y viejas derechas

Print Friendly, PDF & Email

Hace algo más de un año, dedicamos la cuarta entrega de nuestra revista al estudio de las nuevas derechas. Desde entonces, mucha agua ha pasado bajo el puente. El panorama político internacional ha mostrado algunos cambios significativos, tanto alentadores como profundamente desgarradores. En el caso latinoamericano, presenciamos la contundente victoria del Frente de Todos frente a una alianza Juntos por el Cambio progresivamente corrida a la derecha conservadora y autoritaria. Asimismo, Chile atravesó los últimos meses de 2019 signado por una movilización popular en contra del consenso neoliberal que solo amainó por los efectos de la actual pandemia.

No obstante, Bolivia fue escena del retorno de uno de las estrategias más obscenas de la derecha latinoamericana para contrarrestar a los amplios movimientos populares como el MAS. El golpe militar que colocó a Jeanine Áñez al frente del ejecutivo boliviano también puso en el centro de la escena política al conservadurismo religioso de personajes tan poco simpáticos como el inefable Camacho.

En Uruguay, la segunda vuelta electoral tuvo como ganador a Luis Lacalle Pou por una ínfima diferencia que significó la primera victoria electoral de la derecha uruguaya tras 15 años de gobierno frenteamplista.

En Brasil, el apoyo a Bolsonaro parece no verse afectado por su paupérrima gestión de la crisis sanitaria desatada por la pandemia.

En Ecuador, las elecciones del año próximo tendrán como característica principal la proscripción del expresidente y líder de los sondeos de intención de voto Rafael Correa. Es una escena más de la ya tristemente conocida guerra judicial o lawfare (que ha sido suficientemente tratada por esta revista en los últimos años) que dificulta cada vez más la construcción de movimientos transformadores que presenten una alternativa al avance de la derecha violenta y empobrecedora de la región.

Por otra parte, en pocas semanas se celebrarán las elecciones presidenciales estadounidenses en un contexto que no podría ser más dramático. La economía estadounidense sale muy golpeada de la crisis económica y los niveles de desempleo y solicitantes de ayudas económicas estatales demuestran niveles atemorizantes. Asimismo, este año pudimos observar las masivas muestras de descontento frente a la brutalidad policial que generaron largas semanas de conflictos, disturbios y una sorpresiva escalada de violencia. Como si esto fuera poco, el presidente Donald Trump (quien se enfrenta a unas elecciones nada sencillas frente a Joe Biden) coquetea con desconocer el resultado electoral. Algunos analistas llaman la atención sobre la posibilidad de un conflicto político y social sin antecedentes en la historia reciente estadounidense en caso de que Trump efectivamente salga derrotado de las elecciones del 6 de noviembre.

En terreno europeo, también hay señales ambivalentes. Por un lado, el estrepitoso avance de la derecha italiana de la mano de la Lega y Fratelli D’Italia encontró importantes obstáculos una vez que el partido de Matteo Salvini ingresó a la coalición de gobierno con el M5S. A su vez, el pasado fin de semana la extrema derecha austríaca sufrió una derrota calamitosa en las elecciones regionales de Viena, expresada en una merma de 23% en su apoyo electoral.

Sin embargo, en España encontramos la irrupción (aunque ya aparentemente estabilizada) de Vox, una escisión por derecha del tradicional Partido Popular, partido que desafía el consenso del 78′ con un discurso xenófobo, misógino, anti izquierdista y conspiracionista. Paralelamente, en el Reino Unido la primavera corbynista de Momentum en el Labour Party fue tristemente interrumpida por una derrota contundente en las elecciones generales de fines del año pasado que le otorgaron la victoria al ala más nacionalista del partido Tory (representada por el actual primer ministro Boris Johnson).

Este breve recorrido nos señala la actualidad de la discusión sobre las nuevas derechas. Hay algunas preguntas que siguen pareciendo pertinentes: ¿pueden caracterizarse como expresiones de un nuevo fascismo adaptado al Siglo XXI globalizado? ¿Constituyen una confrontación al neoliberalismo o son más bien su expresión más radicalizada? ¿Pueden erigirse como movimientos genuinamente de masas como el fascismo italiano de los años 20′ del siglo pasado?

Cien años después del comienzo de la ola fascista del Siglo XX hay algunas cosas que quedan claras: la derecha es enemiga de la democracia. Lo ha sido siempre y la actualidad no hace sino volver a demostrarlo. La desestabilización del entramado institucional democrático sumado a la defensa de los intereses de los grupos concentrados de la economía global terminan por establecer una dinámica de empobrecimiento y descreimiento general en la política y el juego democrático.

Creemos que es necesario no solo traer a discusión algunos textos seminales del pensamiento de izquierda sobre el fascismo del Siglo XX, sino presentarlos junto a algunas lecturas que nos permitan profundizar nuestra comprensión del avance actual de la derecha a nivel internacional.

Esperamos que el presente dossier constituya un puntapié para un debate fraternal dentro de la izquierda que nos habilite a elaborar estrategias políticas adecuadas para construir una alternativa al capitalismo. Agradecemos a todos los que colaboraron en su composición y les deseamos una lectura placentera.

Este dossier incluye los siguientes textos: