Jorge Arrate, ex ministro de Allende, conversa con Oscar González

Print Friendly, PDF & Email

Por Lucía Malena Abelleira Castro

Este mes de septiembre marca un nuevo aniversario del triunfo de la Unidad Popular en Chile. Hace ya 50 años la “vía chilena al socialismo”, de la mano de Salvador Allende, nos demostraba que una transición democrática y pacífica a una alternativa socialista era una posibilidad certera de la realidad política latinoamericana.

Es por eso que con la intención de recordar este momento tan importante en la historia de la izquierda latinoamericana -y porqué no del mundo-, conversamos con Jorge Arrate, abogado chileno que supo desempeñarse como funcionario en el gobierno de Allende, y con Oscar González, periodista argentino quien fue, entre otras cosas, Secretario General del Partido Socialista de nuestro país.

En una charla que duró poco más de una hora, Jorge y Oscar discurrieron sobre sus vivencias y opiniones de los acontecimientos de aquel momento. Eso sí, sin escatimar en detalles. Al haber sido parte de esta experiencia -como Presidente de la Corporación del Cobre y como Ministro Interino de Minería- las palabras de Jorge nos permiten comprender y analizar el triunfo y el gobierno de Salvador Allende desde una perspectiva quizás no tan usual. Sus anécdotas echaron luz sobre las diferentes presiones que sufrió, desde un primer comienzo, el gobierno del socialista Allende: desde los intentos continuos de desestabilización hasta las complicaciones que conllevaba tratarse de un gobierno de coalición.

Por su parte, Oscar nos compartió su visión como militante socialista latinoamericano: cómo tomó la izquierda argentina el triunfo de Allende, el mandato y principalmente cómo se vivió en nuestro país el golpe de estado que tuvo lugar en septiembre de 1973.

Resulta interesante destacar que ambos coincidieron en la importancia de recordar la experiencia de la “vía chilena” y usarla como herramienta para pensar el presente. Si bien como dijo Jorge, no se trata de retomarla prácticamente como un calco, desde Sociedad Futura creemos que es un gran ejemplo ya que nos recuerda no sólo que la llegada democrática al poder de la izquierda es posible, sino porque también nos recuerda aquello que no debemos permitir nunca más: que un gobierno del pueblo y para el pueblo sea interrumpido por un violento golpe de estado perpetrado por la derecha, discusión que se encuentra vigente más que nunca.