Francesco Tonucci: La ciudad de los niños

La hegemonía del partido de derecha PRO en la ciudad de Buenos Aires lleva más de 10 años. En estos años han llevado adelante una política neoliberal para la urbe. Entre otras cosas, esto significa una lógica rentística que va acaparándolo todo. ¿De qué forma? Mediante la desposesión de los espacios públicos y del patrimonio arquitectónico de la ciudad, así como también por la instalación de una ideología desarrollista. De esta forma, el mercado, la lógica de acumulación, traza la nueva forma del espacio.

Así la ciudad se va degradando. Sus espacios públicos se emprobrecen, se achican y se van privatizando. Las plazas se enrejan, la cultura se acota a los circuitos comerciales establecidos y el negocio inmobiliario de pocos florece.

Esperamos equivocarnos pero nuestra impresión es que la oposición política real a esto, el kirchnerismo y alrededores, se ha aventurado poco a pensar un modelo urbano radicalmente diferente. Desde su etapa en el gobierno nacional, pareciera que la alternativa que proponen es un desarrollismo pero con inclusión. Es decir, la hegemonía de la lógica del mercado (inmobiliario, privado, etc) pero con derechos garantizados para toda la  población. Esta política no ha funcionado a pesar de sus justificaciones en la realpolitik.

Preocupados por pensar alternativas es que ponemos a disposición este video sobre Francesco Tonucci y su visión de una ciudad alternativa. Para quienes no lo conocen, Tonucci es un pedagogo y pensador italiano. De una forma creativa, se ha animado a pensar una ciudad desde una lógica de raíz diferente:  la óptica de los niños. Pensar desde esta lógica es adoptar una concepción de la ciudad opuesta a la razón del mercado. Construir entornos agradables, amistosos, reapropiarse de los espacios públicos, ampliar los campos de libertad, priorizar la movilidad de los más desprotegidos (niños y ancianos), volver a construir la identidad del barrio, etc.

En definitiva, Tonucci logra trasladar valores afines a políticas públicas urbanas solidarias y justas