[Dossier Tronti] Reseña «El enano y el automáta: la teología como lengua de la política»

Pensar un libro y llevarlo a cabo es una tarea valiente. Más si se trata de un autor poco conocido en el mundo de lengua castellana como es el caso de Mario Tronti.
Sin embargo, como sabemos, más aún en la dimensión de la teoría, el grado de conocimiento de un autor no refleja su valor.
Para comenzar a juzgarlo, en el estudio preliminar se recopilan las opiniones de importantes figuras del pensamiento de izquierda italiana (Asor Rosa, Toni Negri, Massimo Cacciari, entre otros) y su visión de la influencia de Tronti.
Ideado por Micaela Cuesta y Pasquale Serra, el libro se encuentra publicado por la editorial Prometeo, en la colección “pensamiento político italiano” que dirige Mario Greco. Este se compone de tres partes: un estudio preliminar realizado por la autora antes mencionada; cuatro lecciones de Mario Tronti sobre Walter Benjamin, Carl Schmitt y Jacob Taubes sobre la teología contra la historia que dictó en el Instituto de Estudios Filosóficos de Nápoles en el 2010; y, por último, una sugerente entrevista de Cuesta a Tronti.
El estudio preliminar ofrece al lector un estado del arte para poder ubicar a Tronti dentro del mapa de la rica izquierda italiana. Asimismo nos brinda un detallado itinerario intelectual y un perfil del autor. Hasta donde conocemos, es lo único publicado en Argentina sobre Tronti. Ya en su inicio, Cuesta recupera una cita del autor de su libro clásico, Obreros y capital: “un país que llega tarde, pero que cuando llega no asume pasivamente los modelos más avanzados; por el contrario, los retraduce en formas originales”. A nosotros, esta cita nos remite al problema de la realidad argentina y de la lectura que hace Aricó de esto (en la entrevista a Martín Cortés se encuentra presente la relación Aricó-Tronti).
En la introducción reflexiona Cuesta sobre el porqué del desconocimiento de Tronti, a diferencia de otros operaístas como Negri. Remarca que su contribución ha sido fundacional para una corriente importante del marxismo (la influencia de “obreros y capital” y de los Quaderni Rossi en Argentina se remite a los tempranos años 60). Quizá la respuesta a su desconocimiento la brinda el propio/mismo Tronti quien se vuelve un hereje para su propia corriente cuando afirma que: “El operaismo italiano de los años sesenta comienza con el nacimiento de los Quaderni Rossi y termina con la muerte de Classe Operaia. Punto”. También, con lucidez, Cuesta expone el problema de la posición de Tronti al situarse en una confluencia entre el partido comunista italiano y el obrerismo.
Como dijimos, el texto principal está compuesto por una/un seminario en cuatro encuentros. En la advertencia, Tronti explica porqué relaciona política y teología “la política para salir de su gran crisis debía, provisoriamente, salir de sí misma y adentrarse en terrenos, y en lenguajes, afines y desconocidos; para volver en sí, en su rehabilitada profesión y en su reencontrada vocación”. A lo largo de las lecciones de esto se ocupará el autor. Vale remarcar que la noción de “teología-política” es, para Tronti, propia del novecento, aparece en el período de entreguerras y finaliza con el derrumbe de la urss/URSS. En su caso busca utilizarlo/a como una herramienta hermenéutica para interpretar esta crisis. Cómo/La manera en que utiliza Tronti los conceptos de la teología para pensar la política lo puede encontrar el lector en el libro, pero sí podemos recuperar una cita del autor para explicar el uso de los tres filósofos que trabaja:
“Taubes decía de Schmitt que era un apocalíptico contrarrevolucionario, mientras él, Taubes, era un apocalíptico revolucionario. Esto debe ser tenido siempre como trasfondo. Importante en la medida en que nos permite corregir Schmitt con Taubes, y Taubes y Schmitt con Benjamin. Alli radica el significado de la operación intelectual que aquí presentamos.”
En la última parte, en la entrevista, entre las preguntas que utiliza Cuesta como disparadores se encuentra una que particularmente queremos subrayar por su actualidad para la realidad argentina. Retoma una serie de mecanismos que utiliza/describe Schmitt para neutralizar la política (lo teológico, lo metafísico, lo moral/estético y lo técnico/económico). Además de estos, agudamente en nuestra opinión, le pregunta a Tronti si no es válido sumar en la actualidad la “judialización/judicialización”; es decir la operación judicial para obstaculizar la acción política. Tronti, entusiasta, le responde afirmativamente y se extiende: “Me parece una buena observación que creo poder acoger porque también lo constaté empíricamente en la situación italiana […] Los procesos de neutralización y despolitización han caracterizado la segunda mitad del siglo XX, con crescendo vertiginoso en los últimos treinta años.”
Como conclusión, la propuesta editorial de Cuesta es un acierto. Nos acerca, a partir de los tres materiales, una síntesis del actual Tronti pero además lo hace dentro de/con las virtudes de la claridad y, lo esencial para nosotros reconocidos como militantes, con sugerencias para la acción.

 

Tronti, Mario. El enano y el autómata: la teología como lengua de la política. 1ª edición. CABA. Prometeo Libros, 2017. 102 pags.