Entrevista a David Harvey: la “solución keynesiana” y la crisis capitalista

El 21 de marzo, en el arco de la “36th International Labour Process Conference: Class and the Labour Process”, David Harvey brindó una conferencia acerca del Trabajo y la teoría del labor. Tras ella, logramos hacerle una pequeña entrevista cuyas ideas principales intentaremos resumir aquí.

En primer lugar, preguntamos al eminente geógrafo y economista su opinión sobre la estrategia para, por así decirlo, afrontar el capitalismo. El disparador de la pregunta fue una conocida frase de Walter Benjamin: “Marx dijo que las revoluciones son la locomotora de la historia mundial. Pero tal vez las cosas se presenten de muy distinta manera. Puede ser que las revoluciones sean el acto por el cual la humanidad que viaja en ese tren aplica los frenos de emergencia”. Para Harvey, la idea de esperar una destrucción del capitalismo por sus propios procesos internos no debería ser la estrategia utilizada. La historia ha demostrado que los procesos de funcionamiento del modo de producción capitalista solo han empeorado las cosas, nunca han generado la destrucción automática del sistema.

La segunda de nuestras preguntas se refería a algunas críticas esgrimidas contra Harvey sobre la posibilidad que él deja abierta en sus escritos para el retorno del Estado de Bienestar, en particular los comentarios realizados por Moishe Postone. Al respecto, Harvey respondió que efectivamente, él manifestó en diversas oportunidades que bajo condiciones desesperadas, como las del año 2003, estaría a favor del regreso de ciertas políticas de corte keynesiano. Si bien admite que no es posible una “solución keynesiana”, sostiene que de haber seguido políticas como tales se podría haber evitado lo que posteriormente sucedió en 2007 y 2008. Agrega: “En efecto, si miras lo que finalmente pasó en 2007 y 2008, la razón por la que no fue tan terrible como podría haber sido fue China utilizó un programa keynesiano”. También comentó que a pesar de ser llamado un socialdemócrata, o un negociador, debido a estas posiciones, cree que en esos años no existía otra posibilidad. Incluso hizo referencia a lo que debería realizarse hoy en día en Argentina.

Nuestra tercera y última pregunta consistió en si para Harvey todavía continuaba la crisis desatada en 2008, y en qué formas podían verse sus manifestaciones. Efectivamente, sostuvo sin lugar a dudas que es un proceso que continúa. Puede observárselo en las burbujas de activos, en el mercado de acciones, que se encuentra en valores más altos de los que debería, al igual que el mercado inmobiliario (menciona el caso de Buenos Aires, donde es particularmente difícil el acceso a la propiedad de la vivienda). Sobre el horizonte del fin de esta crisis, Harvey opina que por el contrario habrá otra nueva. Pero “los capitalistas usan las crisis, para consolidar sus ganancias, puesto que tienen la forma de hacerlo. Nosotros somos los que sufrimos, ellos los que obtienen ganancias; las crisis son buenas para ellos”.

Juan Delgado